Austeridad y rendición de cuentas: Tito Campos Piedra

C. Tito Campos Piedra

Nos seremos cómplices de la corrupción. ¡Quién la deba, que la pague!

Al rendir protesta como presidente municipal de Cunduacán para el trienio 2016-2018, Tito Campos Piedra se comprometió con los cunduacanenses a trabajar para el desarrollo de todas las familias que conforman la demarcación. “El pueblo será nuestro juez, recibiremos, escucharemos, investigaremos y tengan la seguridad que actuaremos ante el mal servicio de las autoridades pasadas y los actos de corrupción. No nos va a temblar la mano contra los malos servidores públicos”, expuso el primer regidor.Ante una abarrotada Casa del Pueblo a la que se dieron cita aproximadamente tres mil personas, Campos Piedra expreso su gratitud a quienes le dieron el voto en la pasada contienda electoral; pero también llamó y exhortó a ciudadanos que representaron otras opciones políticas, unirse a éste gobierno, cuyo compromiso es velar por los intereses del pueblo, sin agravios y resentimientos, sin colores o intereses personales. ¡Tienen nuestra palabra, que gobernaremos para todos! sostuvo.
Al acto protocolario asistieron: Carlos Hernández Vidal, representante del gobernador Arturo Núñez Jiménez; Candelario Pérez Alvarado, diputado federal y dirigente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la entidad; Everardo Jiménez Sánchez, representante del diputado federal por el distrito III, Héctor Peralta Grappin; Luis Alberto Campos Campos, diputado local por Cunduacán: ex presidentes municipales, ex legisladores y líderes naturales.

“Tito Campos es un hombre de trabajo, honesto y sobre todo de palabra. Sólo no podré hacer nada. Necesito de todos ustedes, cada uno a conciencia debe cumplir con la labor que corresponda, porque aún la más humilde de las tareas, es parte de un todo. Estamos obligados a hacer de nuestro municipio un lugar próspero, que colabore con el desarrollo de nuestro Estado y el titánico esfuerzo que realiza nuestro señor gobernador, Arturo Núñez Jiménez para sacar adelante a Tabasco”, afirmó el alcalde.

Tras reconocer los problemas que afectan a Cunduacán, Campos Piedra explicó que tienen su origen en dos factores. Por un lado, la creciente demanda de los servicios públicos derivado del crecimiento de la población y por el otro lado la insuficiencia de los recursos públicos. A éste se suma el mal de muchos gobiernos, la corrupción y la mala administración de los recursos públicos.
“Vamos a revisar y auditar las obras y servicios que hemos recibido, así como también las deudas para deslindar responsabilidades, porque no vamos a convertirnos en cómplices de nadie. ¡Quien la hizo que la pague! Nos heredan ocho millones de pesos en laudos laborales, a pagarse en las primeras semanas de enero; así como 26 millones más pendientes de ejecución. Una nómina exagerada con casi 600 trabajadores ´eventuales´ que no respeta el límite que señala la ley. Vehículos, equipos e instalaciones en muy mal estado”, sentenció el munícipe ante sus conciudadanos.

En relación a la inseguridad pública y la violencia que se vive en el municipio y el Estado, Tito Campos precisó seguir de forma inmediata con el Plan Nacional de Seguridad Pública, certificando y equipando a la policía municipal, colaborando con las autoridades estatales y federales, para hacer un solo frente. Además recibimos con agrado el anuncio, que en días pasados se hizo, que en este municipio se instalará un cuartel de fuerzas federales.

Sería ingenuo decirles que en este periodo constitucional a gobernar, se resolverían todos los problemas de este municipio. La falta de pavimentación, caminos en mal estado, el abandono del campo, la falta de obra pública urbana que incluye el obsoleto servicio de drenaje, de espacios públicos y deportivos, servicios de salud y culturales, saltan a la vista. Pero tampoco nos vamos a asustar o nos vamos a paralizar, mucho menos lo usaremos como pretexto. Vamos a trabajar por un mejor futuro para Cunduacán, prometió Campos Piedra.
Estamos ya trabajando en las soluciones mediante un plan de gobierno, realista, austero y viable que en su momento será sometido a consideración del cabildo y de la ciudadanía. Entre estas, está la austeridad que nos permitirá más recursos para los programas sociales.

Se contempla un horario corrido en las labores propias del ayuntamiento, a fin de ahorrar energía eléctrica porque heredamos un adeudo considerable con la Comisión Federal de Electricidad; eliminaremos el uso de teléfonos celulares para servidores públicos que se paga con recursos del presupuesto anual, nuestros salario de Presidente, regidores, directores y hasta subdirectores, se ajustarán al tabulador autorizado, evitando excesos y abusos, adelantó el primer regidor.

“Tito Campos, no es un hombre de mucho discurso. Soy un hombre de acción y de trabajo. Soy hombre de palabra y sé cumplir mis compromisos. Por ustedes, por nuestro querido Cunduacán. Por Tabasco, vamos a trabajar juntos con honestidad y responsabilidad” puntualizó el presidente municipal.