Liquidar 8.5 millones de pesos en laudos y sentencias administrativas

No hay recursos porque las arcas están vacías; pero se hará un esfuerzo para cumplir con el requerimiento de los tribunales: Jesús Edgar Castellanos Ichante.

La Dirección de Asuntos Jurídicos confirmó el pago de 8.5 millones de pesos por laudos laborales y sentencias del Tribunal del Contencioso Administrativo (TCA), mismos que deben liquidarse en el primer semestre de éste año. Jesús Edgar Castellanos Ichante, abogado del ayuntamiento, reconoció la necesidad de finiquitar los adeudos con 16 trabajadores del municipio, actores de una decena de expedientes interpuestos ante el Tribunal de Conciliación y Arbitraje (TCA); así como ante la instancia administrativa.
El funcionario público detalló que se está apelando a negociaciones con los trabajadores, dentro de las cuales está considerada la reinstalación de los mismos en las áreas de trabajo a donde pertenecían, además de alguna cantidad de dinero para saldar los adeudos entra la institución y los empleados. Una vez tomados los acuerdos la solución estaría ejecutada en menos de cinco días hábiles.

“Las arcas del ayuntamiento quedaron vacías. No hay dinero para enfrentar éste problema financiero, sin embargo, se buscaran recursos de participaciones federales y de recursos propios para salir del problema. La administración pasada tuvo opciones para frenar ésta situación y no lo hizo, se desconocen las razones; pero la realidad es el grave problema en que se encuentra la comuna en éstos momentos”, explicó el director jurídico.
Además del problema inmediato que enfrentan, existen otros 26 millones de pesos a pagar en aproximadamente 30 expedientes de al menos 40 empleados que aún no están firmes; pero son demandas laborales y administrativas ya perdidas. Con éstas se buscaran negociaciones con los trabajadores y salir en el menor tiempo posible.

“El presidente municipal Tito Campos Piedra tiene toda la disponibilidad de sacar adelante al ayuntamiento. Como hombre de palabra está buscando los medios y mecanismos para poder darle certeza a las negociaciones con cada uno de los involucrados en cada expediente. También tiene claro que estas situaciones no deben de continuar y por lo tanto, en ésta gobierno se van a evitar esas prácticas dilatorias responsables del deterioro de las finanzas gubernamentales”, explicó Castellanos Ichante.

Además de las 46 demandas laborales perdidas, están en proceso 160 expedientes más, en las cuales están involucrados un promedio de 250 trabajadores, reveló el director jurídico, quien adelantó la urgencia de revisar bien cada uno de los expedientes abiertos, a fin de solucionar con menos dinero éstos problemas; los cuales limitan de alguna manera el desarrollo del municipio.