¡Misión cumplida!

Los agradecimientos eran incontables, las caras de felicidad estaban por doquier. Hace 30 días del primer sismo que sacudió el suelo mexicano, afectando principalmente a Chiapas y Oaxaca, las familias del Ejido José Pantaleón Domínguez en Mapastepec, Chiapas, no habían recibido apoyo alguno más que la visita de supervisión de daños.

Era medio día del viernes 6 de octubre, cuando el personal del DIF Cunduacán acompañados por representantes de diferentes religiones arribaron a esa comunidad ubicada a una altitud de 352 metros, con el objetivo de entregar en propia manos los apoyos que el Pueblo de Cunduacán otorgó en el Centro de Acopio instalado por el Ayuntamiento y el DIF Municipal.

El camino era difícil y la lluvia dificultaba el acceso, sin embargo, la instrucción brindada por el C. Presidente Municipal, C. Tito Campos Piedra y la Presidenta Honoraria del DIF Cunduacán; Lic. María Concepción Campos Morales, era llegar a las comunidades más afectadas, donde la ayuda no había llegado.

El recibimiento fue cálido y los rostros llenos de esperanza se dejaban ver, mientras la Directora del organismo, Lic. Leticia Torres Pérez, acompañada de la Coordinadora de PANNAR, C. Francisca Torres Vasconcelos y el Secretario del Ayuntamiento, Lic. José Alberto Torres Collado, hacían la entrega de los víveres, ropa, medicamentos y productos de higiene personal, que durante 2 semanas los cunduacanenses fueron donando.

“El agradecimiento es al pueblo de Cunduacán, porque a pesar de estar tan lejos se acordaron de nosotros, vinieron hasta aquí y nos trajeron esta ayuda que tanto necesitamos”, manifestó con gran entusiasmo doña Lilia Robledo Robledo, cuya vivienda sufrió daños durante el pasado sismo, en el que vivió momentos de gran angustia al tener 83 años y vivir sola.

Ver a los niños jugar con las pelotas entregadas por el personal del DIF, degustar un significativo refrigerio y escoger con alegría la ropita que ahora lucirán, nos da razones para decir que valieron la pena las más de 7 horas de viaje, ya que con ello se puede decir ¡Misión cumplida! y ¡Gracias Cunduacán por tu apoyo!